La pirólisis por microondas: una nueva alternativa para la puesta en valor de los residuos orgánicos

La pirólisis se puede describir como la descomposición térmica de los componentes orgánicos de un material en una atmósfera libre de oxígeno para producir carbón, combustible líquido y gas. Entre los diversos procesos de conversión de la biomasa, la pirólisis es un buen método de tratamiento, ya que es capaz de procesar una amplia variedad de residuos, como los residuos sólidos municipales, residuos plásticos, residuos agrícolas, lodos, etc.  Es decir, el proceso de pirólisis permite obtener energía en tres estados: líquido, gaseoso y sólido a partir de productos orgánicos de desecho mediante el incremento de la temperatura del producto hasta niveles mayores de 500 ºC y en atmósferas libres de oxígeno (p.e. nitrógeno ) sin generar CO2.

La integración de las microondas en el proceso de pirólisis es un nuevo diseño conceptual que proporciona una manera más atractiva de realizar la pirólisis de residuos y materias primas de biomasa. Más concretamente, la pirólisis asistida por microondas tiene su base en la conversión de la energía electromagnética en calor dentro del propio residuo. Dicha conversión de calor se produce principalmente en materiales dieléctricos con una estructura molecular dipolar y/o con alta conductividad eléctrica. 

Los últimos trabajos científicos que estudian esta tecnología muestran que la pirólisis por microondas es un proceso auto-sostenible desde el punto de vista energético, es decir, genera más energía de la que consume. Además, los desechos sólidos pueden usarse como dopante (absorbente de microondas) y los productos generados (gas de síntesis y bio-aceites) pueden ser usados como combustibles para alimentar energéticamente el proceso de conversión de los desechos. La tecnología está madura a nivel de laboratorio y casi a nivel de planta piloto si bien faltan ciertos desarrollos para demostrar a la industria que la tecnología puede sustituir a los actuales sistemas de pirólisis convencional.

Desde el Grupo de Electromagnetismo y Materia, se está trabajando para conseguir financiación en diferentes proyectos que permitan realizar el proceso de pirólisis a nivel de planta piloto. En la Región de Murcia, donde los desechos orgánicos urbanos, ganaderos y agrícolas son tan importantes, la puesta en valor de los mismos tendría un importante efecto sobre la generación de energía e incluso sobre la reducción de costes para las empresas que los generan o gestionan. En algunos casos, incluso, redundaría en la mejora sanitaria de los ciudadanos puesto que algunos de estos residuos son potencialmente peligrosos por sus características. 

No está tan lejos, por lo tanto, un futuro en el que nuestras basuras y los residuos de diferentes industrias no vayan a los vertederos sino a plantas que proporcionen energía sin emisiones de CO2, tal y como permite la pirólisis por microondas. Tan sólo es necesario que el sector público o las empresas de gestión de residuos (o las generadoras de los mismos) comprendan las ventajas de esta tecnología y financien estudios y desarrollos (equipos industriales) que permitan introducir esta tecnología en el mercado de gestión de residuos.

 

Por Juan Monzó Cabrera

Catedrático de Universidad

E.T.S.I. de  Telecomunicación

Universidad Politécnica de Cartagena