Cupra: la nueva marca que aúna deportividad y exclusividad en Ginés Huertas Cervantes

Cupra Ateca inaugura un nuevo concepto de vehículo para llegar al público más exigente

Hace un año aproximadamente, SEAT dio a luz a una división que ahora se ha convertido en una marca propia, Cupra. ¿Su objetivo? Promover vehículos exclusivos de empaque muy deportivo.

Y es que Cupra nace bajo las premisas de crear modelos totalmente originales, sofisticados y prestacionales, con la intención de crecer de forma independiente. De este modo, la nueva marca tiene su propio espacio reservado en concesionarios SEAT especialmente seleccionados.

En la Región de Murcia, Ginés Huertas Cervantes es el único concesionario que dispone de instalaciones Cupra, con los primeros modelos ya a la venta, como es el caso del Cupra Ateca. Como oferta de lanzamiento, Ginés Huertas Cervantes ha lanzado una promoción por la que se puede adquirir el vehículo desde 350 euros al mes.

Y es que el Cupra Ateca aterriza en un momento dulce dentro del segmento de moda de la automoción: los SUV. Hasta ahora, ninguna marca se había atrevido a lanzar un SUV compacto con un motor de 300CV. Y Cupra lo ha hecho para dejar desde el primer momento claras sus intenciones. Un modelo único en su segmento, ya que, al margen de los 300 CV de potencia, incluye tracción integral 4Drive y una nueva caja de cambios DSG de siete velocidades.

El nuevo Cupra Ateca mantiene las mismas líneas y dimensiones del Ateca convencional, es decir 4,36 metros de largo, 1,84 de ancho, 1,61 de alto y una batalla de 2,63 metros, pero luce una estética exterior con multitud de detalles claramente deportivos que lo identifican como a un purasangre.

El logotipo de Cupra luce en mitad de la calandra y se presenta con elementos exclusivos en las barras portaequipaje, los retrovisores, los marcos de las ventanillas, las molduras laterales, las llantas, la parrilla frontal, y los difusores delantero y trasero, así como en los alerones que enmarcan la luna del portón trasero.

En Ginés Huertas Cervantes está disponible en 6 colores para la carrocería, mientras que en el interior destaca el tapizado en alcantara y la nueva insignia Cupra tanto en el volante como en las estriberas de aluminio. Además, dispone de molduras de fibra de carbono y color cobre en el salpicadero y en los controles de la climatización.

En el salpicadero, ofrece una pantalla táctil de 20,3 centímetros, desde la que se maneja todo el sistema de infoentretenimiento a la vez que el navegador y el sistema de sonido. Además, dispone de conectividad con los smartphones a través del sistema Mirror Link, Apple CarPlay y Android Auto. Tras el selector del cambio DSG, encontramos el mando giratorio Drive Profile, desde el que podemos escoger entre 6 modos de conducción prestablecidos: Comfort, Sport, Cupra, Individual, nieve y off road.

 

Equipamiento muy completo

El Cupra Ateca cuenta de serie con una dotación de equipamiento muy completo, destacando elementos como las llantas de aleación de 19 pulgadas, la tapicería mixta con alcántara, el sistema de acceso y arranque con llave inteligente, faros Full LED, el portón del maletero eléctrico con sistema de apertura con pedal virtual, climatizador bizona, sensores de luz y lluvia, el sistema multimedia con pantalla táctil de 8 pulgadas, la instrumentación totalmente digital de 12.3 pulgadas, el cargador por inducción para el smartphone, navegador, asientos calefactados, el sistema de aparcamiento semi autónomo...

Bajo su capó se encuentra su principal seña de identidad. El motor de cuatro cilindros 2.0 TSI desarrolla una potencia de 300 CV a 6.500 rpm con un par máximo de 400 Nm disponible entre las 2.000 y las 5.200 rpm. Sus prestaciones son a tener muy en cuenta, pues gracias a su mecánica es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 5,2 segundos y de lanzarse hasta casi los 250 km/h.