Google y la Guerra Fría por el Posicionamiento Indoor (RTLS)

La apuesta de Google es fuerte, pero los enemigos no son nada desdeñables

He tardado quizás más en elegir el título de este artículo que en su redacción, y aunque quizás pueda parecer un tanto frívolo espero haya despertado el interés del lector. Y es que este último año asistimos atónitos a otra lucha de titanes por el mercado y la supremacía del control de la información geolocalizada que, de ganar, sin duda pondrá a la empresa de Mountain View en una posición dominante en el mercado RTLS. Esta guerra fría y silenciosa actualmente es de Google contra los fabricantes de Access Points Wifis, pero afectará a todo el mundo. Si bien recientemente en todos los medios las medidas de proteccionismo de EEUU contra Huawei basadas en una supuesta actividad de espionaje bajo 5G han sido titulares sin descanso, este movimiento de Google apenas ha sido mencionado. Es curioso, estamos tan acostumbrados al dominio de EEUU o ha sido tan sutil, que a más de uno que no esté directamente trabajando en este mundillo, el titular le desconcertará seguramente.

Así en abril de 2018 fue cuando comenzaron las hostilidades. Google anunciaba la beta de su nueva versión del sistema operativo: Android P para confirmarla en Junio. Esta versión incluye numerosas ventajas y funcionalidades, pero también esconde una bomba en la tecnología de localización de interiores (Indoor). Basados supuestamente en motivos de seguridad y también quizás por ahorro de batería Google anuncia nuevas limitaciones en la capacidad de su función Scanning WIFI que afectará a numerosas empresas, sobre todo pymes. A partir de esta versión la aplicación solo puede escanear wifis para obtener la potencia y SSID de la señal cada 30 minutos si está en background y 4 veces cada dos minutos en foreground (activa) [1]. Por el contrario, permitirá utilizar el método estandarizado por IEE802.11mc RTT basado en el tiempo de propagación de la señal sin casi limitaciones de tiempo. Lo cual sería fantástico si algún fabricante de Access Point se decidiera a implementarlo.

Ya hace tiempo que Google mantiene una enorme base de datos actualizada con todas las geo-localizaciones de Access Points (AP) del mundo y utiliza el método de scanning wifi para calcular la posición del móvil cuando este se encuentra en interiores. Su aplicación GoogleMap permite cargar planos de interiores y navegar a través de estos como si de un automóvil de tratara [2].

Así Google publica hace años una API llamada FLP (Fused Location Provider) que facilita a los programadores saber la Latitud y Longitud del móvil independientemente de si está en Indoor o Outdoor. El problema o desafío de FLP siempre ha sido la precisión, es por esto que en la nueva versión P incorpora dos magnificas funcionalidades técnicas. En exteriores permite establecer un calculo de GPS-diferencial que corrige en tiempo real la desviación por la transmisión de la señal GPS desde el satélite, por lo cual podemos llegar a precisiones de menos de un metro con una constelación de satélites adecuada. Pero en interiores llegar a la posición submétrica es todo un reto.

A pesar de que Google lleva ya casi una década “recolectando” señales wifi, el hecho de utilizar el cálculo a través de la potencia induce a una probación del error no linear con las distancias, por lo que esa bbdd mantiene numerosas imprecisiones aun para utilizarla en un mapa Indoor.  Estos errores son solucionados por las aplicaciones actuales a través de complejos cálculos utilizando redes bayesianas o neuronales que delimiten la trayectoria, pero esto tiene un coste de cálculo inverso muy elevado cuando hablamos de trillones de señales por segundo, incluso para Google. Se necesita un cálculo más sencillo como es el que propone el nuevo estándar WIFI IEEE802.11mc RTT basado en el tiempo de propagación, tal y como se hace en GPS. De hecho, en algunos artículos se le denomina GPS de interiores.

Pero el problema es que Google no fabrica apenas APs y esta funcionalidad, que supondría la solución para mejorar su base de datos y hacer funcionar GoogleMaps en interiores, ha de implementarla precisamente su competencia en el mercado de RTLS.

Hay que recordar que casi todos los fabricantes de AP: Cisco , Aruba, Ubiquity, … tienen su propia solución de localización Indoor y una línea de producto con dispositivos como etiquetas (badgets) que por lo general son localizados desde los access points mediante un protocolo propietario. Muchos de ellos han verticalizado sus soluciones para hospitales, almacenes, industria, retail, etc y sustituir sus badgets por móviles y que Android pueda calcular la posición Indoor libremente e incluso con la misma precisión mermaría sin lugar a dudas su cuota de mercado.  Así por mucho que preguntes por esta funcionalidad hoy día en los foros de roadmap de fabricantes de APs me temo que el silencio es la única respuesta.

Así Google, ni corta ni perezosa, ha decidido “limitar” a los clientes de los AP y que ellos reclamen esta funcionalidad por ella. No todos los clientes de AP la usan, pero está claro que algunos clientes muy importantes la necesitan.  La funcionalidad de scanning wifi es utilizada por muchas grandes empresas para localizar la trayectoria de móviles en interiores sin que el usuario se diese cuenta y a veces sin que se conecte siquiera a su red wifi, solo con una app instalada. En centros comerciales, aeropuertos, museos, parques temáticos, ciudades o edificios y en general en comercios es frecuente tracear la actividad y movimientos de las visitas a través de apps que están en background y que activan este cálculo cuando se aproximan a una zona. Algunos clientes la utilizan incluso junto ibeacons para lanzar ofertas geo-posicionadas al móvil en lo que se ha denominado el marketing de proximidad. A partir de ahora los nuevos Android solo podrán hacerlo como hasta ahora si la empresa cambia de Access Point que soporte WIFI RTT o le tendrá que dar una tarjeta para localizarlo.

Por tanto, es momento de sentarse, comprar unas palomitas y observar la película antes de comprar una solución RTLS. Abran sus apuestas, el final puede ser cualquiera, pero la guerra fría ha llegado para quedarse y va sin duda para largo. La apuesta de Google es fuerte, pero los enemigos no son nada desdeñables. Además, la mayoría son norteamericanos por lo que todo queda en casa, ¿no?.

Y finalmente y por curiosidad en todo este asunto me pregunto si Europa tendrá quizás preparado un plan de contingencia. Quiero decir, nos hemos gastado billones en el sistema Galileo para no depender de EEUU y ahora ellos están a punto de desarrollar un sistema de GPS de interiores con casi la misma precisión, y además sin satélites basado en la mera publicación de nuestras señales wifi. ¿Tenemos alternativas a Google/Android en Europa? Me temo que no o por lo menos yo no las conozco comercialmente. Hablé la semana pasada con el NCP de ciberseguridad español en la EU y el tema parece nuevo para ellos. Es lógico, quizás para el estadio que estamos sea lógico, pero como ha ocurrido tantas veces me preocupa la lentitud de Europa.

Pedro Arqués

Ingeniero de Telecomunicación

Compártelo en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Entradas relacionadas